viernes, 24 de abril de 2015

Sin nada

Yo quiero aprender a no vivir junto a ti
Aunque suene desprendoso, aunque suene frioso
Aunque no se entienda
Yo quiero ser nueva
Y tener la posibilidad de no deberme nada en la vida
Pero por siempre y para siempre me deberé

martes, 17 de marzo de 2015

A veces bajo al terreno

Que también llorar es preciso
Que sentirse pa limpiar piso también abrillanta la sonrisa mañana
Que romperse y pegarse con pega o adhesivo también te hace un tono original
Todas esas comisuras cocidas, arrugas y reparos te hacen querible, adorable
Que no todo puede ser rojo y tacón con medias negras y vino tinto
Que a veces la miradita se pierde empañada de lágrimas 
y se hunde el pecho escondiendo al frágil corazón
y que no sé serte en
esos momentos un irresistible bombón

miércoles, 11 de marzo de 2015

Avísame, que llego



Tira al suelo lo que está en el techo
Que no hay leyes en esta fiesta 
Bochinche de llantos y sonrisas no se marchiten todavía
Traigo cubiertos traigo teoremas
Apretón de manos besos y los muslos relucientes verbenas 
Acaso desde cuando prefieres mitigar 
calderos candela
No lo sueltes haz un nudo encima del pecho
Pedacitos de cielo corteza terrestre 
Vamos a ver estrellas
Esta noche aparezco detrás de la juerga



Fotografía de Amanda Charchian

sábado, 7 de marzo de 2015

Por si faltaba más sexy

Say Goodbye


Disfrútala!

Inscripción sobre un sepulcro



Y sentía tu alma pulcra y triste
como sientes la luna que se desliza calladamente
detrás de los visillos corridos.
Y sentía tu alma pobre y encogida,
como un mendigo, con la mano tendida delante de la puerta,
sin atreverse a llamar y entrar,
y sentía tu alma frágil y humilde
como una lágrima vacilando en el borde de los párpados,
y sentía tu alma ceñida y húmeda por el dolor
como un pañuelo en la mano en el cual gotean lágrimas,
y hoy, cuando mi alma quiere perderse en la noche,
solamente tu recuerdo lo detiene
con invisibles dedos de fantasma

Tristan Tzara


viernes, 20 de febrero de 2015

Maramar

Arrímate a mi orilla

y deja que la ola responda si me quieres a tu lado, en tu vida

Apártate y déjame ver de lejos la mirada que no miente porque no disimula la poca luz que da la luna

 Déjame arrimarme al pie de tu ternura conocida de poquito en  la luz del día

Deja el viento salado de mar

Que nos sorprenda una y mil veces más

Mil veces más

Y que la corriente nos revuelque y nos desvista como nuestras almas desnudas estan

Y la luna redonda llenita de aquello que dimos al crear

Al crear el universo llenito de agua para mojarnos hoy aquí

 Arrímate a mi muelle

Para desembocar pura alegría 

Abrazame, húndete, ahógate

 Corales, corales!  Ves esos corales?





lunes, 16 de febrero de 2015

Dedicatoria especial. Las mamis que tuvieron hijos solas


El por qué de las enfermedades y problemas emocionales en las personas debe responderse desde el vientre materno. Los niños no deseados, los niños no esperados, las madres tristes.


El feto puede detectar si el padre se acerca a la madre con amor y respeto
El vínculo con el bebé empieza durante la gestación: mientras está en el vientre materno, siente, percibe y desarrolla funciones muy importantes. El estado anímico de la madre, el ambiente e incluso los sonidos que le llegan del exterior empiezan a constituir su mundo emocional y condicionarán su manera de salir al mundo y relacionarse con él..
Después de 8 o 10 semanas el embrión se convierte en feto; en adelante, su desarrollo se caracteriza por la interacción de su cuerpo con el de su madre. Una interacción importante se establece con el corazón de la madre.

Según algunos estudios recientes, las ondas electromagnéticas del corazón de un adulto se pueden medir hasta tres metros alrededor de su cuerpo, de modo que si el padre se acerca con amor y respeto al cuerpo de la madre, él también entra en resonancia con el corazón de su hijo. También se ha podido observar que el feto se inclina hacia la mano de la madre y el padre cuando ellos tocan el vientre.

En torno al cuarto mes de gestación, el feto diferencia la voz de la madre a través de su columna vertebral y su pelvis. Más adelante todo su cuerpo vibra de manera propia con cada fonema que escucha, promoviendo la capacidad motriz necesaria para cuando aprenda a hablar.
La voz del padre le llama mucho la atención; todo su cuerpo se inclina hacia él para oírle mejor.

Preparándose para el futuro
En el vientre de la madre, el feto combina su crecimiento con la actividad de sus facultades futuras. Por ejemplo, su cabeza se arrima a la placenta, y se mueve para tocar las paredes del útero, al tiempo que activa el sentido del tacto en su piel, el área más amplia de sus sentidos.

Muy pronto, el feto siente los movimientos de su boca succionando. Así se despierta su sentido del gusto, lo que le servirá para reconocer a su madre después de nacer, cuando succione su pecho. El sentido del olfato todavía está interconectado con el del gusto.
A partir del quinto o sexto mes, el feto ya distingue la voz de su madre. Alza la cabeza y presta atención cuando ella habla. Todas sus interacciones están conectadas con el dolor y el placer. Por ejemplo, el feto se asusta ante ruidos fuertes y muestra bienestar ante sonidos agradables.

Experiencias intrauterinas
Si la madre rechaza a su hijo, o si su vida está cargada de tensiones, iras y miedos, al niño en su vientre no le queda más remedio que protegerse y bloquear su hambre de vivencias novedosas, en lugar de aventurarse a hacer muchas conexiones que, más adelante, le servirán a la hora de buscar su propio camino.
Está comprobado que las malas experiencias intrauterinas limitan la espontaneidad y empujan al niño a adaptarse a las exigencias y distracciones que vienen desde fuera. Hasta pueden conducir a la hiperactividad y la falta de autocontrol, que causan nuevo estrés en su entorno, y que sea rechazado.

En cambio las experiencias positivas favorecen el desarrollo del vínculo entre madre e hijo –y también con el padre–; vínculo que crece y, con los años, se hace cada vez más amplio y flexible, y le da al niño la seguridad suficiente para aventurarse en vivencias nuevas.
Alrededor de los nueve meses de gestación, el feto se prepara para su viaje exterior.



https://www.blogger.com/blogger.g?blogID=982861219247734534#editor/target=post;postID=5587591405035460671

Pizarnik Pizarnik

LA ÚLTIMA INOCENCIA 

Partir 
en cuerpo y alma 
partir. 

Partir 
deshacerse de las miradas 
piedras opresoras 
que duermen en la garganta. 

He de partir 
no más inercia bajo el sol 
no más sangre anonadada 
no más fila para morir. 

He de partir 

Pero arremete ¡viajera! 

sábado, 14 de febrero de 2015

Tiempo



Tenía toda la vida esperando escucharte
Por qué tardaste?

Te parece gracioso?
He sentido mucho dolor

Qué fue lo que te retuvo tanto tiempo antes de llegar a mí?
No es justo

Está bien
Mira lo que ahora soy y tengo
Y es esto lo que te trajo hasta mí...

A ti



Yo te pediría,
te pido que vengas como eterno amante,
ahora que me siento tan desnuda por dentro como si no tuviera vísceras ni sangre,
como si fuera una piel de cordero embalsamada con el puro recuerdo de las praderas;
yo te llamo, igual que un gajo salvado de la tormenta, convocando la savia estremecida.

Tiempo de soledad, con sus palomas, guardarme
Tiempo de soledad, con sus serpientes, vénceme
Yo busco entre su pecho la sangre verdadera

Pastorea la ternura que me falta, apacienta los ramos de la gracia, con el junco de luz de tu palabra
Trueca en magnolias esta sal que canta;
Con un soplo amoroso desbarata el collar de cenizas en la garganta;
Dame el vino y la miel que hay en tu casa para la espiga fría de la estatua

Yo te entrego la flor viva del alma por tu absoluta estampa

Carta a la poesía de Luz Machado

martes, 3 de febrero de 2015

Quiero una casa de piedra

“Quiero una casa de piedra junto al mar //… echarías tu cabeza de diamante imprevisto / en el agua madura de mis hombros / buscando, como un pez ávido de soledad, un par de lunas de limo detenido / en las que un bosque antiguo recogiera sus iniciales savias. // Yo calzaría el crepúsculo entero entre mis dedos / probándome su herencia de anillos, / esperando que creciera en mi cara el polen de la eternidad. (…) / Eras un marino ciego contando barcos / por el recuerdo de las constelaciones en el puerto.”

Luz Machado. 

De Luz Machado, la guayanesa.

En la insistencia de apoyar el movimiento feminista, la emancipación de la mujer, ¡la igualdad!,  que ha partido desde ya hace siglos y aún hoy se sigue cultivando, yo me dispongo casi a diario a descubrir verdaderas heroínas de la historia feminista. Y cada día, con ese descubrir me siento más parte de esa idea, de ese progreso, porque no puede llamarse de otra forma más justa que "progreso". 
La mujer metida allí en todo, luchadora y vencedora de estereotipos y del ruin machismo que todavía permanece en las sociedades más toscas. Mis motivos van igualándome a mis compañeros, como puedo voy haciéndoles ver que las necesidades de nosotros, los seres humanos, son tan hembras, son tan machos, al mismo tiempo, a la vez.
Descubrí estos días a Luz Machado, nacida en mi caluroso pueblo, Ciudad Bolívar. Y quiero dedicar a todas esas mujeres igualadoras, prosperas, apasionadas, esta poesía que a mi gusto, es divina.


EN MI HABITACIÓN

Aquí están mis zapatos, con la forma
de los pasos y el pie que los dispone.
Aquí están mis vestidos, mis blusas y mis faldas
y mi ropa interior,
liviana y sencilla como una campánula silvestre
ya marchita,
mis medias que olvidaron las orugas
y han conocido antes la máquina y el ruido,
y después el latido y la huella;
mi paraguas, lánguido capullo, calabaza
del color del durazno y la cayena,
oh, mi mejor amigo defendiéndome
del cielo y su arrebato.
Espejos, libros, memorias de los viajes,
la música viniendo desde lejos,
su posada mariposa libérrima,
un lecho donde el sueño sólo es más sueño,
una lámpara antigua de la abuela materna,
una diversa advocación de vírgenes y santos
para la belleza y por los hijos, para la soledad,
esta máquina de escribir que llena de picotazos el silencio
como una gaviota furiosa y hambrienta
contra la huidiza verdad del mar,
este olor que de pronto se viene del jazmín
del jardín, desde la calle
a pelear contra el mío y mis perfumes
saliéndose de mí o del armario abierto.
Y retratos.
Y la vida haciendo ruido adentro y en torno
en cada día que pasa.





domingo, 1 de febrero de 2015

Sosiego exquisito






Una uva venteada al sol con la temperatura ideal 
Un  kamikaze blindado aun cuando venga su suicidio 
Un Ganímedes amante de Zeus perdido en su órbita 
Un grillo haciendo su canto a las cinco de la tarde y los niños le llaman
Un negativo sin ser revelado de fotografías del Dalái Lama 
Una cama de sabanas blancas 
Flores, olor a cardamomo, café, besos, manos, sabor, luz, agua, 
caída, sudores, pestañas sin lágrimas
El canto de un gallo cada media hora que terminen los 
besos y empezar cuando acaban
Paciencia segura llena de deseos sin amenazas repleta de auténtica marea
 que estimula los poros, el olfato, el oído, la cabeza, el estómago, el agua
 Deseo de vida como donde nacen manantiales   
Un café en la mañana
Me acompañas ...


sábado, 31 de enero de 2015

SacraMentada


















De rodilla

Perdona mis pecados
Que no los sé determinar
Pero sé que he hecho mal
He disfrutado de la poca cordura/De la pasión y la consagración visceral

De rodilla
Ante qué Dios
Arrastrada sobre cuál altar
Pero sé que he hecho mal
He vivido poco en mucho/Mucho sin vergüenzas y a esquiva conformidad

De rodilla 
¡Por Dios!, sí que lo he hecho mal
Aplastada por un puño
Pero para todos lo hice mal
He devorado el orfeón de la cristiandad con cada segundo de hálito de mi pequeña vida sin un remedio sacramental.

jueves, 29 de enero de 2015

Un suicidio de poco valor

Estaba sentada sobre un banco de madera que calentaba esa luz del sol que entra por la ventana del baño cada mañana. Sujetada del posa manos fijado al lado de la ducha. A esa hora no entraba ya luz, sólo un pequeño reflejo de un farol de la calle y algunos ruidos que hacían los niños vecinos que jugaban pelota en la acera. Ladridos de perros a la pelota que iba de un lado al otro. Entre su desesperación constante sobre un posible abandono, forjó cada día de su vida desde que lo conoció y creyó que era la llegada de la felicidad. Era ella un martirio de tristeza, inseguridad y temor a la soledad, una soledad que vino a habitar en ella cuando consideró que no era alguien apreciable de ninguna manera para ninguna otra persona. Una angustia de no ver solventado su futuro junto a alguien que aprecie su presencia como él lo hizo. Aquella tarde no era una más, era el día de la decisión, del final. Fue una decisión que llegó a tomar bajo la venda de la angustia, una estúpida decisión que sólo los equivocados llegan a tomar. 


Cuando él llegó de haber estado con otra, la encontró en el suelo de baldosa que calentaba esa luz del sol que entra por la ventana del baño cada mañana. Ya los perros habían parado de ladrar y los niños tomaban leche y escuchaban cuentos en sus habitacIones con lamparitas animadas. La luna era nueva, y mañana era su cumpleaños, el que decidió no celebrarlo. Él traía un ramo de flores para adornarle el día antes de irse una vez más a vivir un paralelo mundo que le prometió cuando decidió cuidarla como una niña hasta el final. 



martes, 27 de enero de 2015

Buena para teclear


Datos para la vida en descubrimiento

(Sólo para lunáticos)
 S/AAAA J ##
Ésta es la nomenclatura para designar los satélites que pertenecen a Júpiter.
S simboliza Satélite
AAAA el año que es descubierto
J simboliza Júpiter
## Número de orden


Ejemplo:
 S/1983 J2
Un satélite descubierto en 1983 perteneciente a Júpiter, segundo encontrado en ese año.


(Ahora estas listo para irte a trabajar a la NASA)







domingo, 25 de enero de 2015

Inteligencia a favor de uno

Reconocer la ira y su motivo/y manejarla 
Reconocer los celos y permitirlos tener/pero superarlos 
Reconocer la envidia y su motivo/y vencerla 
Reconocer la debilidad/y trabajarla 
Reconocer la soberbia y concienciar/para manejarla 
Reconocer el egoísmo como parte del sistema vital/pero ser inteligente y colocarlo en su sitio.  
 No digo que no se sienta, no lo desapareceré, reconozco que "siento", pero no me controlarán.   Yo los mantendré a ellos bajo razón, bajo una pujante sobriedad.
En la foto: Arafannia Noriega.

sábado, 24 de enero de 2015

Tarea de matemáticas sin remitente

Lo intenté todo. Di "todo", si puedo referirme a "todo" como la energía, la disposición y el amor que pudo salir de mi para llevar a cabo algo. Y casi siempre, para no decir odiosamente siempre, cuando voy tras algo lo alcanzo. Cuando al universo pido algo, lo trae envuelto en papel de regalo hasta mi. Pero el haber dado "todo", cuando se trata  de dos, no siempre funcionará. Si es de dos debe haber el mismo empeño de ambas partes, dos "todo", si lo que se busca es una consolidación; es como una balanza que cada cual llena de su lado con lo que tiene para dar, que si lo guarda y no lo agrega por algún motivo se quedará en los bolsillos y tempranamente la balanza marcará que le han puesto mucho de un solo lado. No dirá todo, no, este aspecto no dice toda la verdad, sólo dirá objetiva y  tangiblemente que algo no se afianzó porque faltó el mismo empeño de algún lugar.


jueves, 22 de enero de 2015

Sentido errante

Humor 
Definitivamente no es noble y no es fácil salir ileso
Estar camino al pico, a la cima, y empezar una nueva
Pero no es fácil
Hay otras sensaciones, sensaciones nuevas
Es raro, juegan con nosotros y nos cambian las señas sin aviso

Cuando iba superando mis ambiciones, cuando iba calmando mi ego surge un nuevo estado de ánimo
Un estado que no conocía

Me siento cansada
De mi, de mi misma que soy difícil y hecha de exigencias
Como si fuera por la vida probándome, aplicando en exámenes y audiciones 

Culpa
Cuesta respirar sin el remordimiento
Sin dejar atrás lo que sientes no haber dejado en buen estado

Vagar, no ser constante en las tareas, las tareas del vivir
No es fácil despojarse de los harapos que quedan de la ropa usada y mal usada, de las prendas hermosas gastadas

Es como si debes, ¿acaso siempre se debe?

Remordimiento de querer así como una irresponsable y luego quedar agotada y exigirte salir de entre las cenizas para volver a querer como los otros merecen, como tú extrañas
Como si en mi vida duelen todas las demás
Como ser la responsable de cada decisión, vida y dolor

Fracaso
A veces necesito un fracaso
No todo se debe dar
A veces me canso.











domingo, 18 de enero de 2015

Sueño a menudo. De Paul.

Sueño a menudo el sueño extraño y penetrante
De una mujer ignota que adoro y que me adora,
Que, siendo igual, es siempre distinta a cada hora
Y que las huellas sigue de mi existencia errante.

Se vuelve transparente mi corazón sangrante
Para ella, que comprende lo que mi mente añora;
Ella me enjuga el llanto del alma cuando llora
Y lo perdona todo con su sonrisa amante.

¿Es morena ardorosa? ¿Frágil rubia? Lo ignoro.
¿Su nombre? Lo imagino dulce y sonoro,
Como los de los amados que la Vida exilia.

Como el de las estatuas es su mirar suave
Y tienen los acordes de su voz, lejana, calma y grave,
Un eco de las voces queridas que se fueron.

Paul Verlaine

La lista de Teresa

Algo de malo que parezca (sexy que parezca malo) sexy
Seguridad en sí mismo
Un poco de egoísmo
Pleno deseo de disfrutar cualquier cosa que haga (todas)
Prestar atención
Mantener las ideas sin arrogancia
Apasionado
Arriesgado 
Exquisito en su gusto por ellas
No conformista
Misterioso
Atractivo despreocupado (pero atractivo)
Libre
Muy libre
Dispuesto, disponible
Joven pero con bastante edad
Picardía sugerida o totalmente desparramada, nada forzada
Groseramente explicito en lo que le gusta
Pelos en alguna parte (como barba).



No los ayudo más, chicos. 
Así los quieren ellas.



domingo, 11 de enero de 2015

Mujerero

Despedida

Mata su luz un fuego abandonado.
Sube su canto un pájaro enamorado.
Tantas criaturas ávidas en mi silencio
y esta pequeña lluvia que me acompaña.

De "Los trabajos y las noches" 1965

Alejandra Pizarnik