sábado, 22 de noviembre de 2014

San Anunciable dice:

La gente y sus demonios. Los demonios son sus debilidades, sus inseguridades, sus miedos, que emergen con el semblante mejor maquillado para aparentar ser indestructibles, inmejorables, justos y hasta superiores. 

 Los demonios no deben ser nada bueno, no. Lo bueno aflora en la piel y es algo indescriptible, difícilmente declarable.